Multimediando

Reflexiones sobre comunicación digital, periodismo y cultura audiovisual de Olalla Vaamonde

¿Eres de Vine o de Instagram? El vídeo social triunfa en la red

Internet adora el vídeo. Y es así desde que viniera Youtube a revolucionarlo todo allá por el año 2005.  A partir de ahí, el vídeo ha ido ganando terreno en la web frente a otros formatos. Sólo el año pasado consumimos más de 4.000 millones de horas mensuales visionando la miríada de contenidos que ofrece Youtube.

Es lógico que cada vez tiremos más de vídeo. Tiene mucho que ver en esto la extensión de smartphones y tablets, que permiten visualizar contenidos audiovisuales desde cualquier lugar donde nos encontremos. Y cada vez, con mayor calidad. Se rompen las barreras espacio-temporales, los horarios y las dificultades de acceso.

super-8

Pero, además, la proliferación de móviles con cámara y de aplicaciones relacionadas con el vídeo, provocan que en los últimos tiempos cada uno de nosotros se haya convertido también en generador de contenidos audiovisuales. Grabamos, editamos y subimos vídeos a la velocidad del rayo.

Y en estas, llegaron las nuevas joyas de la corona del vídeo en internet: Vine e Instragram.

El éxito de estas aplicaciones es manifiesto. Baste decir que durante las primeras horas en las que se incorporó el vídeo a Instagram se subieron hasta 5 millones. Y esta posibilidad llegaba cuando Vine ya había llamado la atención de los usuarios, que hoy han superado los 40 millones.

Vine

Pero entre Vine e Instagram ¿quién se lleva el gato al agua?

Es cierto que desde la red social de fotografía incluyó el contenido audiovisual, Vine comprobó como la recién llegada le comía terreno. La base de usuarios de Instagram ya era muy potente (y no ha cesado de crecer), sin olvidar que sus 15 segundos de vídeo frente a los 6 de Vine semejan darle una ventaja competitiva. Además, uno de sus últimos grandes aciertos ha sido el incorporar la posibilidad de convertir a formato instagramero vídeos grabados con otras apps.

Pero en realidad es más lógico pensar que cada aplicación posee sus ventajas y utilidades, como bien muestra esta comparativa.

instagram-vs-vine5

Las marcas, en cualquier caso, no han tardado en ponerse las pilas en ambas. Y es que el vídeo online ofrece grandes posibilidades para el marketing.  Y entre lo más importante, claro, está mantener en primer término la creatividad.

Algunos ejemplos los encontramos en las zapatillas animadas de Converse

Uno de los usos más habituales en marcas de moda o revistas especializadas en el sector, es el de ofrecer en un vistazo rápido las novedades de la pasarela.

Es el caso de Mango en su desfile Kids.

Officially launching #MangoKids at #080mango 🎈

A post shared by MANGO (@mango) on

O el, muy habitual, de Vogue.

Toyota se apuntó bastante rápido a los 6 segundos de Vine con esta sorprendente idea.

Otra habitual del vídeo es Red Bull, considerada la mejor marca por su estrategia de ‘social video‘ según goviral.

Joyridin'. #redbulljoyride

A post shared by Red Bull (@redbull) on

Incluso han llegado los primeros trailers en Vine, como ocurrió con la película Wolwerine, que nos ofreció estos 6 segundos antes de lanzar cualquier otro vídeo.

Las posibilidades son tan variadas como la imaginación permita. ¿Qué podrías contar en 15 o 6 segundos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 agosto, 2013 por en Doble pantalla y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: