Multimediando

Reflexiones sobre comunicación digital, periodismo y cultura audiovisual de Olalla Vaamonde

A vueltas con el tamaño. Audiencia y Social TV.

Vivimos obsesionados con los datos. Lo medimos todo. Aunque la tendencia no es nueva, la facilidad que algunas herramientas actuales proporcionan para lanzarnos a medir con pasión, ha acrecentado sin duda el culto al dato. Fenómenos como el yo cuantificado, la  expansión de las infografías o la gran cantidad de aplicaciones para monitorizar, medir, contar, revelan nuestra afición por el dato.

La infografía de infografías. Pasión por los datos.

La infografía de infografías. Pasión por los datos.

El tamaño importa, es obvio. La lógica de las redes sociales, contribuye a esta valoración cuantitativa de los contenidos: acumulamos  un número de me gusta, de RTs, la cantidad de reproducciones un vídeo,  de +1’s o de seguidores en diferentes redes. Un auténtico paraíso de la estadística.

El audiovisual, y más en concreto la televisión, no es territorio virgen en cuestión de mediciones. Más bien al contrario, siempre se ha visto sometida a la tiranía de las cifras de audiencia, hasta ahora calibradas a través de audímetros instalados en hogares considerados representativos. En nombre de la audiencia hemos visto desaparecer espacios televisivos casi antes de poder conocerlos y también, amparados en su excusa, hemos tenido que soportar contenidos de la más baja estofa en nuestras pantallas.

Pero medir en redes sociales y televisión parece algo más complicado cuando tratamos de combinar ambos factores. Con la llegada de la televisión social parece necesario afinar un poco e ir más allá del audímetro para obtener datos sobre los espacios más vistos. Incluso, gracias a las redes sociales, podemos introducir variables cualitativas (qué se dice sobre qué) e incluso fomentar la participación y explorar el desarrollo de contenidos a través de éstos y otros canales.

La relación entre televisión y segunda pantalla comienza a crear nuevas clasificaciones de “lo más visto” en las que se añade el factor social. 316b2517bfa2a591f963fcd4a1bb8c4d

El arte de medir 

Entre los que se han lanzado a registrar las audiencias sociales encontramos ya algunas propuestas:

El acuerdo entre Twitter y Nielsen , conocido bajo el nombre de “Nielsen Twitter Rating TV”, para conocer el ruido que generan los distintos espacios televisivos en la esa red social. Se trata de analizar también aspectos de contenido y conocer el grado de actividad e implicación con el contenido televisivo de los telespectadores, datos que pueden resultar de gran interés para los anunciantes, además de para el propio espacio de televisión.

-En nuestro país  la iniciativa más sonada por el momento es  Tuitele.tv, que monitoriza hashtags y programas, entre otros aspectos, para hacer un seguimiento del impacto online de los contenidos. Como resultado de estos análisis han presentado el informe La Televisión Social en España de donde podemos extraer algunas conclusiones.

Captura de pantalla 2013-01-29 a las 22.05.38

Algunos datos del informe:

  • Los hombres son más sociales (58%, frente al 42% de las mujeres)
  • Se comenta sobre todo el prime time. Eso sí, durante la semana.
  • Concursos y ficción, entre lo que genera más actividad social
  • Un concurso de talentos (‘La Voz’), una gala (‘Premios 40 Principales’) y una serie (‘La que se avecina’) coronan la clasificación de lo más comentado

Obsesionados con el TT ¿Twitter rige la social tv? 

Es cierto que la mayor parte de mediciones de audiencia se centran en esta rede social. Por sus características, Twitter es ideal para seguir la emisión en tiempo real, así como para movilizar y aglutinar mediante hashtags a la audiencia en torno a un espacio televisivo.

Sin embargo, en los últimos días conocíamos este otro estudio de Nielsen en Estados Unidos en el que se ponía de relevancia la importancia de Facebook a la hora de interesarse por un programa. Nos los recomiendan en Facebook y luego lo comentamos en Twitter. 

La medición de audiencias a través de canales sociales contribuye a una nueva segmentación de la audiencia y completa los datos recibidos por otras vías, como encuestas o los ya mencionados audímetros. En cualquier caso, introduce una nueva dimensión en el análisis al permitir la obtención de datos acerca de la opinión que genera un contenido, además de mostrar como las redes sociales funcionan como un perfecto canalizador para la actividad de los fans. Puede además recoger mejor la presencia de aquellos espectadores que siguen contenidos televisivos a través de internet, sin televisor, y por tanto menos sujetos a la parilla de contenidos y a los horarios de emisión.

Eso sí, los resultados en Twitter o cualquier otra red social tampoco deben tomarse como absolutos, pues ni todo el mundo está en estos canales, ni todos los espectadores participan por igual. Con más o menos matices, lo que está claro es que ni anunciantes ni cadenas pueden dar ya la espalda a la medición social. 

Y vosotros, ¿sólo veis o también comentáis?

Anuncios

2 comentarios el “A vueltas con el tamaño. Audiencia y Social TV.

  1. Pingback: Del mando a las aplicaciones sociales. Cómo vemos la TV. « Multimediando

  2. Pingback: Del mando a las aplicaciones sociales. Cómo vemos la TV. | Multimediando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: